SCR (Sota, Caballo, y Rey)

Posted on Posted in CRÓNICAS

omargarcia-sonographica-scr-01

Frescura, contundencia, buen rollo, y mucho rock fue lo que ofrecieron el trío madrileño SCR en su paso por Canarias, concretamente en el Café Quilimbo. Bajo la producción de Double GS, la banda ofreció tres conciertos, dos en Tenerife y uno en Gran Canaria, para presentar el álbum “Sado” producido por Juan de Dios Martín, conocido por sus trabajos con Deluxe, Barón Rojo, o Camarón.

Una hora después de la hora fijada, esperando una mayor afluencia de público que desgraciadamente nunca llegó, Eduardo Molina (voz y guitarra), José Alberto (bajo), y el recien llegado Let G. Moreno a la batería (este era se sugendo concierto), salieron al escenario para jugar sus cartas y hacer lo que saben: rockear duro. Y eso hicieron desde el principio derrochando actitud y ganas, interpretando cortes de sus dos trabajos discográficos, “Hypnosis” (2014) y el ya mencionado “Sado” (2015). Dos trabajos de rock en estado puro con ecos de Wolfmother, Jack White, QOTSA, y todo ello mezclado con un regusto zeppeliano y tintes blues.

Del primero pudimos disfrutar de “La Vieja”, “Arma”, “Dinero”, “Cinco cuerdas”, o el groovoso “Hypnosis”, mientras que de su más reciente LP sonaron “Mi traviesa”, la balada (como ellos mismos dijeron) “Contigo y contra ti”, y los tremendos trallazos que son “Simbiosis”, y los dos singles oficiales del disco “Vértigos” y “Puedes”, con el que un vivaz Eduardo nos animó a afrontar las adversidades y a salir a la calle a luchar. Ese viernes hubiese ayudado el animar a la gente a descubrir nuevas bandas en vivo.

A pesar de su aparente juventud y de ser una banda relativamente nueva, las tablas se notan. Y es que aunque parezca que acaban de aterrizar en el circuito, los miembros del power trío han sido (y son) tambien componentes de bandas como El Gran Wyoming, Idealipsticks, El Kanka, o Ángel Stanich entre otros. Todo esto se tradujo en un sonido bien cimentado, pese a estrenar baterista.

Lástima que la respuesta de un público que podría haber disfrutado mucho con ellos, como también lo hicieron con otras bandas que han pasado por la sala orotavense (The Milkiway Express, Niña Coyote Eta Chico Tornado), no fue ni mucho menos la esperada, porque sin inventar la rueda, SCR tienen potencial para girar y quemar goma. Tal vez para la próxima ocasión la clave sea decir que son de Chicago, Illinois, Kentucky, o Seattle. Datos que por estos lares a veces se tienen más en cuenta que la calidad de la propuesta.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *